viernes, 11 de abril de 2008

¿Quieres torrijas? No gracias, tengo trauma. La historia de Clavijo (1ª parte)

Cuando era pequeña sufrí la pesadilla del acoso escolar. Bueno, ahora se llama así, antes eran "cosas de niños". Yo soy muy tímida pero también es cierto que a veces mis neuronas se pegan cabezazos entre ellas, eso unido a las malas pulgas produce en mí un efecto de envalontamiento impulsivo que me hace capaz de asumir un rol de líder y convertirme así en la jefa de la plaza de mi barrio. Por supuesto estoy hablando de mi infancia, ahora sería impensable. Cualquier tiempo pasado fue anterior...

El caso es que aunque fuera "la jefaza de la plaza" en el colegio había un niño que, por decirlo finamente, era un puto cabrón. Era feo y malo, medio gangoso supongo que porque siempre llevaba algún moco colgando. Se apellidaba Clavijo. Yo por el contrario era una ricura de niña. Ahora no, más bien soy un cayo malayo pero tampoco se me quita el sueño por eso... Pero de niña... ¡ay, qué encanto! Yo me veo en fotos y creo que sólo me faltan dos alitas para ser un angelito. En mi clase éramos pocas niñas así que tenía mi propio ejército de muchachitos que estaban encantados de compartir pupitre conmigo. Pero los muy cobardes no me defendían de Clavijo.

Este Clavijo quería que yo fuera su novia a toda costa hasta tal punto de acorralarme en el patio y pegarme patadas si yo le decía que me dejara en paz. Una vez tenía de almuerzo las torrijas que había hecho mi abuela por Semana Santa y mientras las saboreaba el tonto de Clavijo me pegó una patada en el estómago. Vomité la torrija en medio de todo el patio... Desde los 6 años no pruebo las torrijas y cuando me ofrecen siempre digo lo mismo "No gracias, tengo trauma"


Continuará

6 comentarios:

jesus (of suburbia) dijo...

Por favor, eso de que ya no eres un angelito es totalmente falso. No me lo creo.

jesus (of suburbia) dijo...

Por favor, eso de que ya no eres un angelito es totalmente falso. No me lo creo.

jesus (of suburbia) dijo...

Y además por duplicado, casi nada

Anónimo dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.
BlitzKrieg dijo...

Ese Clavijo era un poco Clavijo de puta, no? :)

Y ése es todo mi triste aporte.

Peter Punk dijo...

jajaja!! q cabroncete el chaval!! A ver para cuándo la segunda parte!!