martes, 4 de noviembre de 2008

La peste

Hace unos meses que fui a pasar un fin de semana a Granada. Fui con mis hermanos y mi parte contratante. A mi hermana le gustaría irse a vivir allí pero no se decide así que ella iba en plan guía turística... Dos días se pasan volando así que no pude hacer nada de lo que tenía planeado pero mejor, porque eso significa que tendré que volver :)

El caso es que acabé de los puestecitos hasta el moño. Muy bonito todo sí, pero con ver dos puestos es suficiente. El tercer puesto era exactamente igual al primero y así sucesivamente. Y mi hermana como una loca probándose los mismos pantalones en todos los puestos... Me compré unos pendientes y ya era feliz pero todos me insistían en que me comprara algo más. Yo decía "es que si saco el monedero ya no paro porque me gustan muchas cosas". Con tal de ahorrar algo pues me aguantaba. Y todos "Venga Lola, cómprate algo más, si no pasa nada". ¿No pasa nada? Como necesitaba un bolso me compré uno, de esos de "cuero", de color rosa, muy mono. 17 eurazos que acabé gastándome.

Pues el bolso ahí lo tengo sin usarlo. Menuda peste que echa el cuero o lo que sea eso. He hecho de todo. Lo he tenido al aire varios días, le he metido granos de café, lo he restregado con bicarbonato y nada. El bolso sigue oliendo a mierda de camello. Sólo me faltaba ir a clase con eso, si no hablo con nadie imagínate que llego a la universidad en plan bomba fétida humana...

Soy idiota por dejarme convencer tan rápido. Y la próxima vez que vaya a comprar algo así iré con la nariz despejada...

6 comentarios:

Albert {in itinere} dijo...

Lo mejor es seguir el instinto de uno mismo y no el de los demás, que resulta que intentan convencerte en parte por su bien, pero en gran parte por el suyo mismo, para no sentirse tan culpables de arrasar con los tenderetes. "No mola que alguien controle lo que me gustaría controlar a mi".

Por cierto, una combinación curiosa. Post anterior: "Como me gusta el camello". Este post: "El bolso sigue oliendo a mierda de camello". Que nos deparará el futuro?

Lola dijo...

De hecho iba a hacer algún chiste con las dos entradas del camello pero luego al escribirlo lo borré porque no quedaba bien...
En el centro de mi bolso hay dibujado un camello, no sé que perra me ha entrado ahora con ese animal...

Albert {in itinere} dijo...

Bueno, todo queda en una anécdota mientras no fumes Camel, o tengas más contactos de los necesarios con los "camellos".

Alegria De La Huerta dijo...

Jajajaaj... me ha hecho mucha gracia la entrada. Siento que no pueda añadir más, gracias por la sonrisa que me has producido ;)

Anónimo dijo...

Já,"17 eurazos", como ha sonado éso; no siempre es necesario hacer caso a lo que te digan; No casi siempre...

lola dijo...

anónimo, casi nunca hago caso de lo que me dicen, en realidad necesitaba un bolso y elegí el equivocado, pero es más fácil echarle la culpa a los demás