lunes, 18 de agosto de 2008

La hora del baño

Puede ser que no te hayas levantado de humor porque hoy es lunes. O puede haber otras mil razones... Puede ser que te hayas despertado con dolor de cabeza, o quizás tienes que ponerte a estudiar y te cuesta concentrarte, tal vez haya alguien muy cercano que esté sufriendo... Cuando uno está deprimido yo siempre recomiendo hacer puenting pero como no es una cosa que se pueda hacer todos los días tengo otro remedio más casero... En realidad no hay nada que cure el efecto lunes salvo la mentalidad de cada uno y como yo tampoco me caracterizo por tener la energía de un ejército mi estrategia es bien sencilla. Me pongo bajo el grifo de la ducha y dejo que el agua fría caiga sobre mi cabeza. Repito, agua fría. No vale eso de un baño caliente con burbujas. Poco a poco las neuronas van despertando y durante esos minutos no piensas en ninguna preocupación ni en el mal humor. Sólo en "joder, qué fría está el agua". Puede que esto sea una estupidez o puede que no... pero no estaría mal intercambiar ideas para quitar el enfurruñamiento.


A veces las penas se cuelan por el sumidero y ya no te molestan en todo el día


4 comentarios:

Mirko dijo...

Yo tengo otra solución..entregarse al onanismo :-D

Peter Punk dijo...

Q lindo lo que dices!

El efecto lunes es terrible. Pero no siempre es en lunes.

En esos días, yo intento salir a caminar, sin saber a dónde voy.

Y ahora me ha dado por tomarla con mi pelo y voy a cortármelo, teñírmelo, hacerme trenzas, alisarlo, atármelo, soltármelo, rizármelo y un largo etc.

Alegria De La Huerta dijo...

Está interesante tú teoría, más interesante el dibujo ;) En serio, estoy de acuerdo con peter punk, en mi caso ahora mismo es lunes cada día. La vida, el amor me trata mal y sé que en unos días caeré en una depresión, pero bueno si lo arreglo a baños quizás me gastaré el agua del PHN ;)

cabaret dijo...

para mi es peor el efecto domingo!