martes, 22 de mayo de 2007

El sexto pasajero


Nunca me han entusiasmado los animales pero desde diciembre hay uno que se ha convertido en el sexto miembro de la familia.

Se llama Fry (como el personaje de Futurama). No es un nombre muy original ni tampoco muy bonito pero mi hermano era el que decidía... Al final yo le he acabado llamando Frito.

Todas las mañanas entra en mi habitación y se lleva mis zapatillas. Cuando llego de clase pega saltos y me desata los cordones. Cuando me pongo a estudiar (rectifico, cuando me pongo en el ordenador) se sienta debajo de mis piernas. En fin, hace todas esas cosas que suelen hacer los perros. Pero este por muy cara de peluche que ponga tiene un punto cabrón que es lo que hace que yo lo quiera más.

Por desgracia ya ha dejado de ser un cachorro... lo que significa que cuando ve la ocasión intenta hacerme el abrazo del amor. Menos mal que ya tiene una pretendienta para el futuro...

Menuda vidorra se pega, tan buena que a veces lo miro con resignación... ¡Quién fuera perro por un día para que me rascaran la barriga al sol!

2 comentarios:

GUIZMO dijo...

"Frito" es un White Highland Terrier ¿no? Creo que esa raza comparte, junto con otras tipo Cocker (lo digo porque es mi caso), eso de tener cara de no romper un plato para luego tener un punto cabrón tocapelotari.
Por cierto, me he partido con lo de "el abrazo del amor", qué bueno XDDD

Lo dijo...

Sí Guizmo, es esa raza
Al abrazo del amor también le llamamos "sacar el pintalabios" pero queda mucho más ordinario...
:)